Solidaridad con l@s víctimas de la masacre de Tumaco en Colombia

deutsche Version/versión en Aleman

22196477_850405818460106_815531976210147607_n

Düsseldorf, Alemania el 7 de Octubre del 20177

A las comunidades campesinas de Alto Mira y Frontera del Corregimiento, Municipio de Tumaco
A l@s compañer@s del Congreso de los Pueblos en Colombia
A l@s compañer@s en el resto del mundo

Con enorme consternación y enojo nos enteramos que el pasado 5 de octubre, miembros de la policía y el ejército colombianos asesinaron a ocho campesinos e hirieron a decenas de personas (a las cuales se les impidió el traslado a hospitales para su atención médica) en el municipio de Tumaco.

El directo responsable de este delito de estado es el presidente colombiano y Premio Nobel de la Paz, Juan Manuel Santos pues las unidades de seguridad estatales que cometieron este abominable acto están bajo su mando directo.

Policías desde tierra y miembros del ejercito desde un helicóptero, dispararon indiscriminadamente contra l@s campesin@s que se manifestaban pacíficamente desde dias antes por mejores condiciones de vida, pues eso les fué prometido en el Acuerdo de Paz entre el Gobierno Colombiano y las FARC. L@s campesin@s están por una sustitución de cultivos, concertada y progresiva, sin embargo, las fuerzas policiales destruyen sus cultivos sin que antes les sean dadas alternativas que les permitan asegurar un sustento digno para sus familias, en cambio sus manifestaciones son reprendidas por el estado con violencia extrema.

No es la primera vez que, desde que se firmó el Acuerdo de Paz, el estado colombiano responde con violencia en contra de las organizaciones que exigen respeto a los derechos humanos y luchan por la impartición de justicia social y económica. Por eso, desde nuestro punto de vista, y el de muchísimos colombianos la concesión del Premio Nobel de la Paz a Juan Manuel Santos, es una burla.

Su acuerdo con las FARC fue motivado principalmente por un interés económico neoliberal. Su interés es que las empresas transnacionales tengan acceso, sin conflictos, a la explotación de los recursos naturales de Colombia, y esto a costa de menoscabar los derechos humanos, sociales y las manifestaciones por justicia económica de la población. Esto queda demostrado con la masacre del 5 de octubre.

Nuestra solidaridad a l@s familiares de las víctimas y a las comunidades afectadas por el terrorismo de estado. Así mismo, como nuestr@s compañer@s del Congreso de los Pueblos y muchas otras organizaciones colombianas de base exigimos:

– Que el Estado Colombiano respete el derecho a la manifestación y organización política.
– Reformación de los cuerpos de seguridad policiacos y militares, que ahora parecieran buscando al enemigo en la población civil.
– El respeto de los Acuerdos de Paz y su revisión por organizaciones independientes internacionales
– Posibilitar una vida digna para los campesin@s colombian@s, y en particular, un cambio fundamental en la distribución de la tierra y las estructuras de mercado capitalistas.
– Que se investigue la masacre en Tumaco y se castigue a los perpetradores materiales e intelectuales.
– Que se le retire el Premio Nobel de la Paz a Juan Manuel Santos.

¡Verdad, justicia y reparación integral!

Abrazos solidarios desde Alemania

¡Alerta! – Lateinamerika Gruppe Düsseldorf